Italia

Nunca había estado en Italia, soy un gran desconocedor de su cultura, no tengo ni idea del clásico, del renacimiento ni de nada de lo que pasó antes o después. 

Hay que remediarlo cuanto antes. Un poco de inmersión es una buena manera de empezar.

Nos despide Zaragoza con un arcoíris.

floren-1.jpg

 

Viajar por encima de las nubes a 74€ ida y vuelta para dos personas garantizan un buen flujo de turismo low cost de ese que no quiere nadie pero del que todo el mundo saca tajada.

floren-2.jpg

 

Volamos a Bérgamo, de allí a Milán por 5€ en el bus de Terravision cada uno y directos a dormir, en uno de esos albergues donde te cobran 2€ por una toalla que parece un estropajo. 

A la mañana cogemos el ‘Frecciarossa’ a Florencia, que viaja a 300km/h mientras te ponen zumito y cacahuetes, muy bien.

floren-3.jpg

 

 

Tenía muchas ganas de ver la catedral de Santa María del Fiore, más conocida como Duomo de Florencia, la primera visión ya es una maravilla.

floren-4.jpg

 

Se comenzó a construir en 1296, los Florentinos querían la catedral más grandiosa del cristianismo.

El primer diseño corrió a cargo de Arnolfo di Cambio, también arquitecto del Palazzo Vecchio o la basílica de la Santa Cruz, también en Florencia. Murió en 1302, suspendiéndose las obras durante treinta años. 

En 1331 se comienza a construir el Campanile, de 84m de altura, por Giotto di Bondone, separado de la planta de la basílica para evitar que las vibraciones de las campanas dañaran la estructura del edificio.

floren-21.jpg

La peste negra, que mató a 100 millones de personas, se estima que la mitad de la población mundial, volvió a retrasar los trabajos en 1348. 

En 1355, Francesco Talentti acabó el Campanile y amplió la planta y en 1419 se realizó un concurso para construir una cúpula.

 

Las dos propuestas más importantes eran la de Ghiberti y la de Brunelleschi. Esta última se impuso por ser muy innovadora e ingeniosa. Una de sus ideas era llenar la catedral de tierra prensada con la forma interior de la cúpula, para poderla construir sobre la tierra sin necesidad de andamios y propuso mezclar monedas con la tierra para que los pobres sacaran toda la tierra de la catedral cuando terminasen la construcción.

Los dos arquitectos fueron designados para construir la cúpula, la de Brunelleschi. Ghiberti se burló de los planos y Brunelleschi se ofendió tanto que se marchó a Roma fingiendo estar enfermo. Ghiberti se quedó solo al mando de la construcción de la cúpula, pronto abrumado por la dificultad técnica, aceptó la dirección única de Brunelleschi que volvió a Florencia a hacerse cargo de la construcción, una buena dosis de humildad. 

floren-5.jpg

Vasari y Zuccaro pintaron los frescos de la cúpula de 3600 metros cuadrados durante 11 años, representando el Juicio Final.

 

La fachada y todo el recubrimiento de mármol de la basílica se realizó entre 1876 y 1887 por Emilio De Fabris y las puertas de bronce se colocaron en 1903, 607 años después del comienzo de las obras.

floren-17.jpg

Los planos y maquetas de la cúpula, la linterna y gran parte del material artístico que vestía la catedral se conserva hoy en el Museo de la Opera del Duomo, siendo sustituido en la catedral por réplicas. Visita obligada, por 18€ por persona puedes ver el museo y visitar toda la catedral, cúpula, campanile, baptisterio y cripta incluidos.

floren-16.jpg

 

Florencia tiene mil cosas más que ver, como el Palazzo Vecchio, el Ponte Vecchio, salvado de la destrucción de la II guerra mundial por Adolf Hitler (o eso se cuenta).

floren-20.jpg

 

Lo que más nos gustó fue pasear por sus calles, entrar a las iglesias y ver arte en cada rincón. La comida también merece mención aparte. Las pizzas que hay son baratas y dejan a la altura del betún a cualquier otra pizza que hayamos probado antes. El café también es increíble y hay muchos sitios donde lo venden por un euro.

floren-12.jpg
floren-14.jpg

 

A la vuelta visitamos Milán, la ciudad del diseño y la moda, alucinante su Duomo y la Galería de Victor Manuel II, diseñada por Mengoni entre 1865 y 1877 que conecta la plaza del teatro La Scala y la plaza del Duomo. 

floren-13.jpg

Construída en hierro y cristal, estas construcciones fueron muy populares en el siglo xix, este estilo fue precursor del movimiento moderno, y se desarrolló gracias a los avances técnicos de la Revolución Industrial.

 

Para terminar nuestro viaje fuimos a ver un concierto de una de nuestras bandas favoritas, Phoenix, de Versalles en la sala Fabrique, en las afueras de Milán.

floren-29.jpg

A continuación os dejo unas cuantas fotos más del viaje, gracias por la visita!